Buscar
  • Redacción

Se ha construido la unidad número 400.000 de este clásico todo terreno.



La Clase G de Mercedes-Benz se fabrica desde 1979, y ahora este ícono todoterreno ha alcanzado el hito de 400.000 unidades producidas. Para conmemorar este aniversario, una Mercedes-Benz G 400d de color rojo, salió de la línea de producción en Graz, Austria. El automóvil se dirige a un cliente en el Oeste de Alemania que ha sido fanático de este clásico angular desde 1979 y ahora tiene alrededor de 20 modelos. ¿Su lema? "No puedo estar sin la G."

“Estamos muy orgullosos de haber producido 400.000 de estos vehículos todo terreno. Nos gustaría agradecer a nuestros fieles clientes y seguidores, además de a nuestros empleados, sin mencionar a nuestro socio de producción en Graz, Magna Steyr. En la actualidad, la demanda supera con creces la capacidad de producción disponible”, enfatiza el Dr. Emmerich Schiller, director de la división de vehículos todo terreno y director ejecutivo de Mercedes-Benz G GmbH en Graz, Austria. "Y ya estamos escribiendo el próximo capítulo de esta historia de éxito: estamos electrificando esta serie para que la G tenga un futuro de cero emisiones, haciendo que nuestro ícono esté preparado para el futuro".

La submarca “G” juega un papel clave en el realineamiento estratégico de Mercedes-Benz. Esta realineación se centra en una experiencia de lujo convincente que sea eléctrica, impulsada por software y sostenible. En lo que respecta a este último punto, Mercedes Benz está incorporando a sus proveedores en su viaje hacia la neutralidad en carbono. El socio de producción de la Clase G, Magna Steyr en Graz, es particularmente importante a este respecto. Como en todas las plantas de Mercedes-Benz AG, la fabricación de Magna Steyr será neutra en carbono para 2022. Además de proteger el medio ambiente, la administración de los recursos es una prioridad absoluta.

Reducir el consumo de agua y minimizar el desperdicio, incluyendo el aumento de las tasas de reciclaje, también son componentes centrales de la estrategia de sostenibilidad de Magna.

La nueva versión de la Clase G comenzó en plena forma en el verano de 2018. Ya sea dentro o fuera del terreno y en cualquier condición operativa, el vehículo impresiona por su rendimiento, sistemas de asistencia de vanguardia, excelente manejo y seguridad. Al mismo tiempo, la nueva suspensión, los programas de conducción DYNAMIC SELECT, el "G-Mode" y los tres bloqueos del diferencial al 100 por ciento mejoran no solo la comodidad de conducción sino también la agilidad en cualquier superficie.

Desde su fecha de fabricación del 1 de septiembre de 2020, el equipamiento estándar del icónico vehículo todoterreno se ha vuelto aún más extenso. Al mismo tiempo, también hay más opciones de personalización disponibles a través del programa "G manufaktur". Este programa ha sido todo un éxito: en la actualidad, alrededor del 60 por ciento de todos los compradores de Clase G optan por uno de estos tipos. Nuevos colores exteriores y paquetes de equipamiento, así como la cabina con pantalla panorámica, que ahora viene de serie, completan la oferta del modelo.

Desde la primavera de 2020, los clientes y los fanáticos han tenido la oportunidad de explorar la capacidad dentro y fuera de la carretera de la Clase G en el nuevo Centro de Experiencia de la Clase G cerca de Graz. En el sitio tienen la oportunidad de probar completamente el enorme potencial de este modelo y perfeccionar sus habilidades de conducción en terrenos que a veces son extremos. La propia montaña de Graz, la Schöckl, alberga la legendaria pista de pruebas en la que la Clase G debe demostrar su valía durante la fase de desarrollo.

La Clase G es el modelo superior entre los vehículos todoterreno de lujo. No solo es la serie de modelos de autos de pasajeros con la producción más larga en la historia de Mercedes-Benz, sino que también es el antepasado de todos los SUV que llevan la estrella de tres puntas; por eso todos los modelos todoterreno de Mercedes cuentan con la letra mayúscula G en su nombre.

Lo que comenzó en 1972 como un acuerdo de colaboración entre la entonces Daimler-Benz AG y Steyr-Daimler-Puch en la ciudad austriaca de Graz es ahora una historia salpicada de superlativos e hitos importantes. El primer concepto que se desarrolló era, en sí, diferente. El equipo diseñó un vehículo que impresionó por su capacidad todoterreno superior y, al mismo tiempo, atrajo a los clientes como un vehículo seguro y con todas las funciones adecuado para fines recreativos. La tracción en las cuatro ruedas y los bloqueos del diferencial al 100 por ciento también han sido

parte de la “G” desde ese momento, al igual que el robusto bastidor tipo escalera.

En el momento de su lanzamiento al mercado, en la primavera de 1979, estaba disponible con una selección de cuatro variantes de motor. En 1989, los vehículos de la serie de modelos 463 marcaron el comienzo de un proceso evolutivo para el todoterreno que no solo se trataba de seguir el ritmo del progreso técnico. Fue una evolución que también trajo una base de fanáticos en constante expansión y enfatizó su carácter como un vehículo exclusivo para cualquier ocasión. Y, desde 1993, un vehículo con nombre oficial: Clase G.

Como ejemplo, los modelos de la Clase G utilizados para el "Papamóvil" son famosos en todo el mundo. El primero de estos vehículos representativos del líder de la Iglesia Católica fue el todoterreno Mercedes-Benz 230 C, con un acabado de nácar y una construcción de vidrio especial. Acompañó al Papa Juan Pablo II en todo tipo de viajes desde 1980 en adelante.

El 25 aniversario de la Clase G estuvo marcado por la llegada al mercado de un modelo muy especial, perfeccionado por Mercedes-AMG: la G 55 AMG Kompressor. Su unidad de potencia de ocho cilindros dio al robusto todoterreno un nivel de rendimiento sin precedentes y demostró el tremendo potencial de la Clase G. La G 500 4x4² de 2015 agregó no solo un lujoso interior a la ecuación, sino también una distancia sobre el suelo de 45 centímetros y un impresionante desempeño todoterreno. Gracias al Mercedes-Maybach G 650 Landaulet, la icónica “G” se reinventó una vez más en 2017. Con su superlativo motor V12, ejes de pórtico, techo de tela eléctrico y equipamiento exclusivo en el compartimiento trasero, este vehículo todoterreno muy especial, que está limitado a 99 unidades, cumple con las expectativas de los clientes que exigen los más altos estándares de su vehículo.

7 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
NT_Entregable_Banner.gif