top of page
Buscar
  • Foto del escritorRedacción

Recuperar la movilidad: la terapia acuática como un tratamiento disruptivo



La personalización, la atención al detalle, la aplicación de diferentes técnicas ha permitido a este centro de rehabilitación alejarse de los tratamientos tradicionales. 


De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, la actividad física o movilidad física implica “todo movimiento, incluso durante el tiempo de ocio, para desplazarse a determinados lugares y desde ellos, o como parte del trabajo de una persona. La actividad física, tanto moderada como intensa, mejora la salud”.


De ahí que cualquier lesión en alguna articulación del cuerpo humano, con su respectivo rango de dolor, provoca que la calidad de vida de quien la padece aminore de manera notable. Si bien los tratamientos “tradicionales” implican una respectiva terapia física, la realidad es que un protocolo funcional y personalizado siempre brinda una mejor alternativa para quien sufre estas lesiones. 


Es por ello que Haphy, centro de rehabilitación dedicado a brindar soluciones integrales -incluida la reconocida terapía acuática- se torna relevante a la hora de pensar sobre la recuperación de la movilidad en un paciente bajo determinados parámetros específicos. 


Yanira Estrada, Directora General de esta institución, explica las diferentes técnicas que se utilizan en este Centro que permite buscar la mejor funcionalidad del paciente. “Dentro de la terapia física se aplican los agentes físicos, herramientas que nos facilitan reducir dolor, hematomas, inflamación, mejorar la movilidad articular; todo con el fin de brindar al paciente una mayor fuerza para tener una vida funcional”, 


En Haphy se cuenta con un tanque acuático donde se usan diferentes materiales de flotación, de resistencia, o bien, se utiliza el watsu o técnicas de fitness acuático, natación terapéutica, etc. Además, se puede implementar terapia física gracias a la electroestimulación, la terapia manual, la crioterapia, incluso; las técnicas invasivas como la punción seca, neuromodulación así como el vendaje neuromuscular que permita un avance mayor. 


Pero para poder acceder a este tratamiento, es importante ante todo conocer al paciente para así definir qué terapia es la adecuada para él, ya que no todos los cuerpos responden de la misma forma a los tratamientos, aunque se haya tenido éxito en otros pacientes.  “Al respecto, Tabatha Villegas, Directora de operaciones del centro comenta “tenemos todo un protocolo que busca en todo momento la técnica con mayor efectividad para determinado paciente. Antes de que entre al agua, debemos determinar si tiene lesiones en la piel, infecciones en los ojos, personas con epilepsia, heridas abiertas, cirugías recientes, es decir, nada que no podamos controlar. Un individuo que tiene estas precauciones de uso, no lo vamos a someter a una terapia acuática, de manera que buscamos la mejor alternativa para atenderlo”.


Aquellas lesiones que  suceden por dormir de mala manera o “chueco”, por jalar un mueble, una torcedura de tobillo, todo esto puede entrar al agua sin muchas consideraciones. Son candidatos las personas con lesiones deportivas o un paciente geriátrico. En realidad, todos los individuos pueden entrar a este tratamiento acuático a menos de que él no quiera. 


¿Cuál es el protocolo para ser susceptible a una terapia en Haphy?


Si el paciente no viene referido por un doctor y llega con dolor o inflamación, el equipo de profesionales del centro realiza una valoración, se hace una historia clínica, se define qué terapias serán las adecuadas de acuerdo al problema y se comienza a trabajar sobre el dolor. 


Normalmente, se proponen tratamientos de 10 sesiones que pueden extenderse ligeramente. Se consideran este número de intervenciones porque es una medida donde el cuerpo fisiológicamente ya aceptó el tratamiento y tiene un resultado. Puede ser que antes se tengan éstos, pero no son los que se buscan. 


Aplicamos terapia física, puede ser con calor, con una técnica de terapia manual, con ejercicio, y lo quehacemos nosotros llevamos al paciente al agua y una vez en terapia física, trabajando en lo específico y en lo general y de esa manera quitar el dolor, mejoramos la movilidad y fortalecemos en estos periodos de tiempo. Las dos primeras sesiones son de analgesia, la tercera es para medrar la movilidad, de ahí hasta la quinta o séptima, finalmente comenzamos a fortalecer. 


Haphy es un Centro de Rehabilitación que basa su éxito no en su constante aparición de medios de comunicación relevantes como Canal 11 y diferentes periódicos de circulación nacional, sino simple y sencillamente en ofrecer esa solución de movilidad a los miles de pacientes que han llegado a sus instalaciones. 


Más allá de hablar de casos de éxito en Haphy, la misión es que los pacientes realicen sus actividades de manera lo más normal posible. “Celebramos esos pequeños pasos por más simples que sean. Desde lograr que maratonistas vuelvan a cumplir sus objetivos de competir de nueva cuenta. Todos esos pequeños resultados nos llenan de satisfacción” concluye Yanira. 


Haphy ofrece sus servicios de Lunes a Viernes de 8am a 8pm y los sábados de 8 am a 2 pm. y están por abrir un horario más amplio ante la enorme demanda. 


Haphy

Haphy es un centro de rehabilitación de terapia física y acuática que desde 2017 trabaja con la diferencia y dificultad de movilidad de las personas con la finalidad de potenciar sus capacidades físicas y logren un equilibrio de manera amable y lúdica.


15 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page