Buscar
  • Redacción

Primer episodio de Meet the S-Class DIGITAL: "My MBUX"


Ninguna otra innovación en los últimos años ha cambiado tan radicalmente el funcionamiento de un Mercedes-Benz como MBUX (Mercedes-Benz User Experience). La segunda generación de este sistema capaz de aprender hace su debut ahora en el nuevo Clase S. El interior del vehículo es aún más digital e inteligente, ya que tanto el hardware como el software han hecho grandes avances: hasta cinco brillantes pantallas grandes, en parte con tecnología OLED, hacen que el control del vehículo y las funciones de confort sean aún más fáciles.


Para Mercedes-Benz, el factor humano es siempre la consideración central, y en este modelo, las posibilidades de personalización y operación intuitiva se han vuelto mucho más amplias. Esto ciertamente se aplica en la parte trasera, ya que, en los principales mercados, es común que el usuario principal de este vehículo viaje ahí, pero también para el conductor: por ejemplo, la nueva pantalla del controlador 3D permite una vista espacial con solo tocar un botón. Se logra un efecto tridimensional real sin tener que usar anteojos 3D.


El asistente de voz "Hey Mercedes" es capaz de incluso más diálogo. Ciertas acciones se pueden realizar incluso sin la palabra clave de activación "Hey Mercedes", por ejemplo, aceptar una llamada telefónica o mostrar el mapa de navegación. "Hey Mercedes" ahora también puede explicar dónde se encuentra el botiquín de primeros auxilios o cómo conectar un teléfono inteligente a través de Bluetooth. En los asientos traseros, los pasajeros tienen las mismas características de infoentretenimiento y comodidad que el conductor y el pasajero delantero. Tienen acceso a hasta tres pantallas táctiles y una variedad de opciones de control diferentes como MBUX Interior Assist o el asistente de control por voz "Hey Mercedes".



“Nuestro objetivo general es ofrecer la máxima comodidad, personalización y conveniencia para nuestros clientes. Un sistema más detallado, reflexivo e individual que nunca. Incluso lo llamaría “My MBUX”. A través de una mayor facilidad de uso, nuestros clientes obtienen tiempo extra y valor agregado. Esto va más allá de las pantallas y el control por voz. “My MBUX” ahora se convierte en la médula espinal, o incluso en el cerebro central del vehículo", menciona Sajjad Khan, miembro del Consejo de Administración de Mercedes-Benz AG, CASE.


“Con nuestro MBUX hemos diseñado el sistema operativo automotriz más deseable. Transferimos la bipolaridad de nuestra pureza sensual del alma estética a nuestro sistema operativo MBUX: el deseo de belleza y lo extraordinario con el asombro de su funcionamiento”, comentó Gorden Wagener, Director de Diseño del Grupo Daimler.

Sin embargo, las características innovadoras de MBUX no terminan ahí. Por ejemplo, la función de advertencia de salida de Clase S ahora usa cámaras y sensores para reconocer que un ocupante desea abandonar el vehículo. Si otro usuario de la carretera se acerca en el punto ciego, la iluminación ambiental activa se convierte en parte del sistema de advertencia de salida y parpadea en rojo. Adicionalmente, MBUX Interior Assist comprueba si el asiento para niños está correctamente conectado al asiento del pasajero delantero, además de que el nivel de atención del conductor también se controla. ATTENTION ASSIST advierte al conductor si hay signos de micro sueño.


Además, junto con la entrada clásica de un PIN, un nuevo método de autenticación garantiza un alto nivel de seguridad. Se combinan el reconocimiento de huellas digitales, rostro y voz. Esto permite el acceso a configuraciones individuales o la verificación de procesos de pago digital desde el vehículo.



Las principales innovaciones en detalle:

Head-up display de realidad aumentada (AR-HUD): hay dos pantallas principales (HUD) disponibles bajo pedido, una de ellas una variante innovadora con una imagen particularmente grande. El ángulo de apertura de la pantalla es de 10 ° horizontal y 5 ° vertical, y la imagen aparece virtualmente a una distancia de 10 metros. Esta área de visualización corresponde a un monitor con una diagonal de 77 pulgadas. El AR-HUD proporciona una gran cantidad de contenido de realidad aumentada para sistemas de asistencia a la conducción e información de navegación. Para el conductor, esto se mezcla con los alrededores delante del vehículo y, por lo tanto, puede contribuir a reducir aún más la distracción. La unidad de formación de imágenes (DMD, dispositivo de espejo digital de Texas Instruments) consiste en una matriz de alta resolución de 1.3 mill. de espejos individuales y una fuente de luz altamente eficiente. La tecnología también es utilizada por los proyectores en los cines. En el Clase S, Mercedes-Benz lo utiliza por primera vez para generar imágenes en la pantalla de visualización frontal.


Pantalla del controlador 3D: se crea una impresión de profundidad espacial cuando los ojos de un espectador perciben diferentes vistas en perspectiva de un objeto en la pantalla. En esta innovadora pantalla autoestereoscópica, esto se logra mediante la combinación sofisticada de una pantalla LCD convencional con una estructura de píxeles especial y una rejilla de apertura LCD controlable. Lo que se conoce como máscara de barrera se coloca unos pocos milímetros frente a la pantalla LCD. Está ajustado con tanta precisión a la posición del cabezal del espectador que el ojo izquierdo y el derecho ven diferentes píxeles de la pantalla LCD. Esto crea la impresión deseada de profundidad. Un sistema de cámara estéreo está integrado en la pantalla. Esto se utiliza para determinar con precisión la posición del ojo del espectador. Gracias a los métodos desarrollados por Mercedes-Benz para adaptar distancias y una configuración de sistema de muy baja latencia, el conductor disfruta de una amplia gama de movimiento libre. La imagen en la pantalla del controlador se ajusta continuamente.


MBUX Interior Assist: utilizando cámaras en el panel de control superior y algoritmos de aprendizaje, MBUX Interior Assist reconoce y anticipa los deseos e intenciones de los ocupantes. Lo hace interpretando la dirección de la cabeza, los movimientos de las manos y el lenguaje corporal, y responde con las correspondientes funciones del vehículo. Por ejemplo, si el conductor mira por encima del hombro hacia la ventana trasera, Interior Assist abre automáticamente la persiana. Si el conductor está buscando algo en el asiento del acompañante en la oscuridad, automáticamente enciende la luz. Simplemente mirar uno de los espejos exteriores es suficiente para permitir el ajuste, sin tener que seleccionarlo primero. También se reconocen los movimientos naturales de las manos, y el conductor o los pasajeros pueden abrir el techo corredizo sin tocarlo. Se puede acceder a las funciones preferidas con la ayuda del gesto de favoritos (mano con el índice y el dedo medio extendidos en forma de V). El conductor y los pasajeros pueden vincular favoritos personales con el sistema. Además de mejorar la comodidad operativa, MBUX Interior Assist mejora la seguridad. Comprueba si un asiento para niños en el asiento del pasajero delantero está conectado correctamente, por ejemplo.

Tecnología OLED: la abreviatura significa “diodo emisor de luz orgánico”. A diferencia de la tecnología LCD, una pantalla OLED consta de varias capas orgánicas aplicadas a un sustrato de plástico. En el Clase S, la pantalla OLED se encuentra detrás de una cara de vidrio y, en combinación con los actuadores y sensores de presión detrás de ella, proporciona una experiencia integral de control y visualización. La evaluación de la presión ejercida y la confirmación háptica de los comandos táctiles hacen posibles funcionalidades extendidas. Los paneles OLED emiten luz cuando se someten a una corriente eléctrica y, a diferencia de una pantalla LCD, no requieren iluminación de fondo externa. La energía solo se consume cuando los píxeles se iluminan. Entre otros beneficios, esto asegura un mejor nivel de negro e incluso contrastes más fuertes. Cuando se muestran secuencias de video típicas, la tecnología OLED tiene un consumo de energía hasta un 30 por ciento menor que la tecnología LCD.


Asistente de voz "Hey Mercedes": los sistemas de control de voz convencionales en automóviles requieren ciertos comandos fijos de sus usuarios. Debido a que entiende el lenguaje natural, "Hey Mercedes" escucha casi todas las palabras y comprende prácticamente cualquier oración relacionada con el sector de infoentretenimiento y la operación de vehículos en 27 idiomas. El discurso indirecto también se reconoce, por ejemplo, si el usuario dice "Tengo frío" en lugar del comando claro "Temperatura en el espacio para los pies 24 grados". El control por voz también es capaz de aprender. Por un lado, sintoniza con el usuario y su voz y también comprende mejor a los hablantes no nativos; por otro lado, los modelos de software en el servidor aprenden nuevas palabras de moda o cambian el uso del lenguaje con el tiempo. El sistema ya no responde estereotípicamente, sino que también varía en la salida del diálogo. Tanto la unidad principal en el vehículo como el servidor evalúan los datos y envían una respuesta. El sistema decide qué respuesta es la más probable, luego de unos segundos sigue la respuesta / reacción. Esto significa que el asistente de voz también responde si no hay conectividad. Además, MBUX se puede controlar desde los espacios traseros, ya que varios micrófonos ayudan a decirle al sistema de qué asiento proviene la voz. La iluminación ambiental intermitente identifica al orador actual.


Así, el buque insignia de Mercedes-Benz, comienza a revelarse previo a su debut en septiembre y deja ver que combinará casi 135 años de historia, con la mayor innovación y tecnología dentro de un auto. La actualización de MBUX es el primer feature mostrado por la casa de la estrella, con más episodios por venir para dar a conocer más detalles del mítico Clase S durante los próximos meses, previo a su esperado lanzamiento.

21 vistas0 comentarios