top of page
Buscar
  • Foto del escritorRedacción

Mujeres de ciencia y la tecnología que rompen las barreras en los laboratorios



En el marco del Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, el cual tiene como objetivo reconocer y celebrar el papel fundamental que las mujeres desempeñan en el ámbito científico y tecnológico. Sin embargo, a pesar de los avances significativos en la lucha por la igualdad de género, persisten desafíos importantes que deben abordarse para garantizar la plena participación de las mujeres en estos campos. 


De acuerdo a datos recientes de la UNESCO, las mujeres siguen siendo minoría en las disciplinas STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas), tanto en el ámbito educativo como en el laboral. A nivel global, la presencia femenina en la investigación científica apenas alcanza el 29%, lo que refleja desafíos continuos en la igualdad de género en este ámbito. Mientras que en México el número de mujeres que estudiaron una carrera STEM aumentó 42%, sin embargo, sólo 3 de cada 10 profesionistas de esta área son mujeres. 

Marlene García Padilla, Directora General Ejecutiva de CONTPAQi.

“En el entorno de la innovación científica y tecnológica, el talento femenino es un recurso invaluable. Es importante romper los prejuicios en los ámbitos laborales y estudiantiles para que haya las mismas oportunidades para todos, esto para aprovechar todo el potencial humano disponible. Las mujeres aportan perspectivas únicas, creatividad y resiliencia a la mesa, impulsando avances que transforman nuestras vidas. Como sociedad, tenemos la responsabilidad crear entornos donde el talento femenino sea bienvenido, reconocido y valorado en igualdad de condiciones.”, explicó Marlene García Padilla, Directora General Ejecutiva de CONTPAQi, la compañía líder en el desarrollo de software empresarial y contable.   


Bajo este panorama, la experta comparte 3 claves para que mujeres y niñas crezcan y desempeñen un rol decisivo en la ciencia:


1. Educación y mentoría inclusiva desde temprana edad 

Para promover la destacada participación, reconocimiento e inclusión de mujeres y niñas en el ámbito científico, es crucial implementar estrategias que aborden diversas barreras y fomenten un entorno equitativo y accesible. Por ello, fomentar una educación inclusiva desde la niñez implica abrir las puertas de la ciencia y la tecnología a las niñas desde una edad temprana. Introducir la enseñanza de materias STEM desde la escuela primaria no solo les brinda las herramientas necesarias para explorar estos campos, sino que también les muestra que no hay límites basados en el género en lo que respecta al conocimiento y la innovación. 

Establecer programas de mentoría como Tribu Flowers  de CONTPAQi, que apoya el desarrollo de sus colaboradoras en pro de destacar su talento en el sector de la tecnología. Este tipo de iniciativas ofrece a las jóvenes modelos a seguir con quienes identificarse y a quienes recurrir para orientarse. La educación temprana en STEM y mentores femeninos crea un entorno propicio para que las niñas se aventuren en carreras científicas con confianza y determinación, desafiando los estereotipos de género arraigados en estos campos. 


2. Eliminar los estereotipos de genero  

En el entorno de la ciencia y la tecnología, es importante fomentar un ambiente inclusivo y justo para todos. Sensibilizar sobre estos prejuicios es el primer paso para promover una cultura que valore la diversidad de perspectivas y habilidades, reconociendo el potencial de todas las personas sin importar su género. Es fundamental implementar políticas institucionales sólidas que garanticen la equidad de género en procesos clave como la contratación, la promoción y la asignación de recursos en instituciones científicas y educativas. 

Estas medidas son cruciales para promover la igualdad de oportunidades y aprovechar al máximo el talento y la creatividad de todos los miembros de la comunidad científica, sin importar si es hombre o mujer. Contribuyendo así a un avance más sólido y diverso en la ciencia y la innovación.  

 

3.  Impulsar redes de apoyo y darles visibilidad 

En el ámbito científico, es fundamental crear espacios seguros y colaborativos donde las mujeres científicas puedan compartir sus experiencias, recursos y oportunidades de desarrollo profesional. Estos espacios no solo fortalecen la comunidad científica femenina, sino que también fomentan la colaboración y el intercambio de conocimientos, contribuyendo así al progreso de la ciencia. 

Promover la visibilidad de los logros y contribuciones de las mujeres científicas es crucial para inspirar a futuras generaciones y desafiar los estereotipos de género arraigados en la ciencia. A través de conferencias, premios y publicaciones que destacan el trabajo de las mujeres en diversos campos científicos, crea un ambiente más inclusivo y equitativo, donde se reconoce y valora el talento y la capacidad científica independientemente del género. El fortalecimiento de la comunidad femenina no solo beneficia a la diversidad en la investigación científica, sino que también enriquece la misma. 


En conclusión, es crucial reconocer el rol que desempeñan las mujeres en el ámbito científico a para derribar las barreras existentes y avanzar hacia un futuro más inclusivo. El apoyo de entornos laborales y educativos igualitarios fomenta el despliegue del potencial creativo e innovador, lo que contribuye a construir un panorama científico y tecnológico más diverso, dinámico y enriquecedor para toda la comunidad.     


6 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page