top of page
Buscar
  • Foto del escritorRedacción

Más de 5,000 robos a transporte de carga en el primer trimestre del año



Este viernes, 2 de junio de 2023, Overhaul, una solución de seguro, cumplimiento, riesgo y visibilidad de la cadena de suministro basada en software para las marcas líderes en el mundo, lanzó su Reporte de Robo de Carga correspondiente al primer trimestre de 2023, como seguimiento al reporte anual de 2022.


Como dato general, el reporte resalta que de enero a marzo de 2023 se registraron un total de 5,068 robos a transporte de carga, y entre las tendencias registradas destaca que este fenómeno continuó concentrándose en la región centro del país, principalmente en los estados de México y Puebla, mientras que San Luis Potosí y Querétaro mostraron incrementos en comparación con el año anterior.


El principal modus operandi utilizado por los delincuentes fue la intercepción de unidades de carga en tránsito, especialmente con el uso de inhibidores de señal (jammers tácticos) de alta potencia para bloquear la señal de los dispositivos GPS en los robos registrados por Overhaul. El uso de estos dispositivos es frecuente en el Estado de México, Puebla, Jalisco, Guanajuato, Querétaro y Veracruz.



De acuerdo con el Instituto Mexicano del Transporte, el año pasado 85% de las mercancías se trasladaron a través de carreteras.En este reporte Overhaul busca retratar la situación que enfrenta el transporte de carga con el objetivo de mitigar el riesgo de robo de mercancías que afecta a la cadena de suministro. Cabe destacar que las autopistas de mayor riesgo registradas en los primeros tres meses del año fueron la MEX-57D, MEX-150D, Circuito Exterior Mexiquense, el Libramiento Norte de la Ciudad de México (también conocido como Arco Norte) y la MEX-45D.


Apartado especial: robo de combustible

Respecto al primer trimestre de 2022, el robo de combustible transportado en pipas (gas LP, diésel y gasolina) registró un aumento de 3% en el mismo periodo de 2023, principalmente en las entidades de San Luis Potosí (33%), Estado de México (17%), Puebla (17%), Tamaulipas (8%), Veracruz (8%), Guerrero (8%) y Durango (8%).

En el 4º trimestre de 2022 y 1º de 2023 se registró la misma cantidad de robos de pipas, a pesar de que en el último el trimestre del año se presentan incrementos en el movimiento de mercancías y en el número de robos de carga. Los robos de pipas registrados transportan principalmente combustibles, sin embargo, también se han registrado robos de químicos como la acetona y de alimentos y bebidas que incluyen el transporte de leche.

Cifras destacadas

El reporte de Overhaul resalta que la región centro del país concentró la mayor cantidad de robos de carga, con 62% del total, seguida por la región oeste, con 25% de los incidentes. Ambas regiones fueron también las más altas en robos en el último trimestre de 2022. En la región centro, tan sólo el Estado de México y Puebla concentraron el 53% del total nacional de los robos.



Por porcentaje de acontecimientos, las diez entidades con más robos registrados fueron el Estado de México (35%), Puebla (18%), Guanajuato (9%), Jalisco (8%), San Luis Potosí (5%), Michoacán (4%), Veracruz (4%), Querétaro (3%), Hidalgo (2%) y Tlaxcala (2%).


Finalmente, para el primer trimestre los alimentos y bebidas (30%) son los productos más robados debido a su sencilla distribución y alta demanda. Le siguen materiales de construcción e industriales (12%), con productos como el cemento, herramientas diversas y varillas. En tercer lugar se ubicaron los productos de casa y jardín (10%), dentro de los cuales los electrodomésticos son los más robados debido a su alta demanda y lo sencillo que es venderlos.


El Centro de Inteligencia de Overhaul considera que México tiene un riesgo severo en relación con el robo de carga. Los grupos delictivos están expandiendo sus zonas de acción, a la vez que incrementan el número y la especialización de las personas dedicadas al robo de mercancías. Las mercancías que transitan por la región centro del país presentan un mayor riesgo debido a la permanente actividad delictiva en la zona. Esta situación requiere que se fortalezcan las medidas de protección físicas y electrónicas en las unidades de carga, así como un servicio de monitoreo en tiempo real.


10 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page