top of page
Buscar
  • Foto del escritorRedacción

Electromovilidad en México: ¿Es un desafío recargar un vehículo eléctrico?



La adopción de vehículos eléctricos (VE) en México ha experimentado un crecimiento impresionante en los últimos años, al tiempo que los proveedores de infraestructura de recarga realizan esfuerzos para responder a la demanda generada por ese boom de ventas. Atender con éxito este desafío impactará favorablemente la aceleración de la movilidad eléctrica en el país.

 

El reporte de ventas de vehículos eléctricos registrado por el INEGI al cierre de 2023 se ubicó en 14,045 unidades, 60% más que un año antes cuando se comercializaron 5,631 unidades; esto es 31 veces más grande comparado contra el año 2020, cuando se alcanzaron ventas de 450 unidades.

 

Por entidad federativa el reporte para 2023 revela que la Ciudad de México concentra el mayor número con 5,561 unidades eléctricas vendidas, seguida por el Estado de México (2,630) Puebla (1,102), Nuevo León (930) y Jalisco (720).

 

Las estaciones de recarga para VE son una pieza clave en la adopción masiva de esta tecnología, como lo ha identificado VEMO Charging Network (VCN), la división de recarga de VEMO, empresa de electromovilidad líder en Latinoamérica. VCN ha realizado el despliegue más importante en el país, con más de 500 cargadores en todo el territorio nacional, la red más robusta y confiable de México.

 

Según la Comisión Nacional para el Uso Eficiente de la Energía (CONUEE), el país ha crecido significativamente en la infraestructura de recarga para VE gracias a la colaboración entre la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y el sector privado, lo que representa un avance importante en la adopción de la electromovilidad.

 

De acuerdo con Electro Movilidad Asociación (EMA), la agrupación de los actores más relevantes del ecosistema de movilidad eléctrica, en México existen 28,467 estaciones de carga residenciales y 3,373 estaciones de carga públicas. Si bien hasta ahora se ha dado un avance significativo en comparación con años anteriores, aún queda un largo camino por recorrer.

 

VEMO Charging Network cuenta con ubicaciones estratégicas en la zona metropolitana de la Ciudad de México y el Estado de México, además de puntos importantes de las carreteras del país, así como la reciente incorporación de 26 cargadores en ubicaciones estratégicas de Querétaro.

 

El acceso a la red de recarga pública de VEMO se realiza a través de Watts by VEMO, una aplicación móvil que ofrece todas las soluciones para la recarga de un VE en un solo lugar. Esta aplicación permite encontrar las estaciones de recarga cercanas a la ubicación del usuario, monitorea el consumo a través del módulo para historial de recargas y la billetera para guardar los métodos de pago.

 

¿En dónde hago la recarga de mi eléctrico? Estas son las opciones en diferentes entidades de México:

  • Redes de recarga públicas (directa o con adaptadores):

  • VEMO Charging Network, la red más robusta y confiable del país;

  • Plataformas desarrolladas por suministradores de energía y marcas automotrices como Volvo o BMW que trabajan en colaboración con empresas como VEMO.

  • Corredores de carga rápida: para viajes más largos, se ha implementado un corredor que conecta San Luis Potosí, Ciudad de México y Puebla, con una extensión de 430 kilómetros y puntos de recarga rápida.

  • Redes de carga propietarias:

  • Marcas como Tesla ofrecen redes exclusivas para sus clientes.

 

Carlos Levy, Head de VEMO Charging Network dijo: “Este panorama refleja el compromiso de México con la transición hacia un futuro más sostenible, impulsando la electromovilidad como una alternativa viable y accesible para el transporte.”

 

Oportunidades a la vista:

  • Inversión en infraestructura: la creciente demanda de estaciones de recarga presenta una atractiva oportunidad de inversión en el desarrollo de infraestructura, tanto para el sector público como para el privado.

  • Innovación tecnológica: la brecha en la carga podría impulsar la innovación en esta industria, como la carga rápida, la carga inalámbrica y las redes inteligentes. (La VCN es una red totalmente inteligente).

  • Creación de empleo: la inversión en infraestructura de recarga y la innovación tecnológica podrían generar nuevos empleos en sectores como la construcción, la fabricación y la operación de dichas redes.

  • Fomentar la confianza en los vehículos eléctricos: Muchos usuarios son cautelosos al migrar a este tipo de tecnologías. Sin embargo, con los crecientes avances en la infraestructura de recarga, el objetivo debe ser generar cada día más confianza en los usuarios y mitigar la “ansiedad de rango”. Para lograrlo, se necesita una red de recarga altamente confiable y robusta, que se convierta en la opción preferida para los usuarios.


8 visualizaciones0 comentarios

Commentaires


bottom of page