https://bs.serving-sys.com/Serving/adServer.bs?cn=display&c=19&pli=1077332012&adid=1085488648&ord=[timestamp]
 
Buscar
  • Redacción

Audi urbansphere concept: un viaje espacial en la megaciudad

  • Ofrece una visión radical del futuro de los viajes urbanos

Ingolstadt, Alemania, abril 2022.- La marca de los cuatro aros presenta el Audi urbansphere concept en el Salón del Automóvil de Pekín 2022, un concepto diseñado principalmente para el tráfico de las megaciudades de China. En estas áreas metropolitanas, donde el espacio personal es particularmente limitado, el concept car ofrece el habitáculo más espacioso de cualquier Audi hasta la fecha. Además, lo coordina de forma inteligente con tecnologías y servicios digitales que apelan a todos los sentidos y ofrecen una nueva experiencia de calidad.


El desarrollo del Audi urbansphere concept se ha llevado a cabo en estrecha colaboración entre los estudios de diseño de Audi en Pekín y la sede central de la empresa en Ingolstadt. Por primera vez, también han participado los clientes potenciales de China, aportando sus propios deseos y experiencias al proceso de desarrollo.



El resultado puede verse en el concept car, sobre todo en su interior. El espacioso automóvil se presenta como un salón sobre ruedas y una oficina móvil: el vehículo sirve como un tercer espacio vital durante las horas que se pasan en el tráfico. Para ello, el Audi urbansphere combina el lujo de la privacidad total con una amplia gama de funciones de alta tecnología a bordo. La conducción automatizada de nivel 4 transforma el interior sin volante, pedales ni pantallas en un espacio interactivo móvil que se abre a las ofertas de un amplio ecosistema digital.

Los concept car Audi sphere: primera clase elevada al cubo


Audi skysphere, Audi grandsphere y Audi urbansphere. Estos son los tres autos concepto con los que la marca de los cuatro aros ilustra su visión de la movilidad premium del futuro. Audi está creando un mundo de experiencias con el vehículo que va mucho más allá de la mera estancia a bordo en un vehículo para trasladarse del punto A al punto B.


En agosto de 2021 se presentó el Audi skysphere concept roadster, la espectacular visión de un GT que se transforma en un deportivo de conducción autónoma gracias a una distancia entre ejes variable. Apenas unas semanas después Audi presentó en el IAA 2021 el segundo modelo de la serie sphere, el Audi grandsphere concept, un sedán de cuatro plazas con la que la marca pone de manifiesto su pretensión de definir el futuro de la clase de lujo.


Lo que ambos concept cars tienen en común con el Audi urbansphere es la capacidad de conducción autónoma de nivel 4, una tecnología en la que Audi está trabajando junto con CARIAD, el laboratorio de ideas de software del Grupo Volkswagen, para introducirla en la segunda mitad de la década.



Gran espacio interior

Incluso a primera vista, el Audi urbansphere concept se revela como el modelo más grande de la familia sphere; de hecho, es el más grande de todos los concept cars de Audi hasta la fecha. Sus impresionantes dimensiones de 5.51 metros de longitud, 2.01 metros de anchura, 1.78 metros de altura y una distancia entre ejes de 3.40 metros, lo sitúan en lo más alto del panorama automovilístico, aunque el Audi urbansphere concept se aleja radicalmente de los estándares del segmento.


Esto se debe a que se ha diseñado sistemáticamente desde dentro hacia fuera; por así decirlo, en torno a sus pasajeros. La dimensión más importante es, por tanto, la incomparable distancia entre ejes de 3.40 metros. El interior del Audi urbansphere no está sujeto a la clásica idea de que hay que concentrar el mayor número posible de asientos, compartimentos para el almacenamiento y elementos funcionales en un espacio limitado por la física de la conducción. Por el contrario; responde, ante todo, a la necesidad de los pasajeros de poder experimentar un espacio generoso como factor distintivo de confort.


Gracias a las opciones propias de Audi y a la posibilidad de integrar servicios digitales de otros proveedores, las posibilidades son casi infinitas y se puede acceder a una amplia gama de servicios relacionados con el viaje. El vehículo también se encarga de tareas cotidianas que van más allá del propio recorrido, como realizar reservas para cenar o comprar por Internet desde el auto. Además, el Audi urbansphere concept recoge a sus pasajeros en casa y se encarga de forma autónoma de encontrar una plaza de estacionamiento y de cargar la batería.



La arquitectura: desde el interior hacia el exterior

La palabra “sphere” en el nombre ya anticipa que el foco de atención de los concept cars Audi skysphere, grandsphere y urbansphere está en el habitáculo; ya no son el sistema de propulsión o la dinámica de conducción los que encabezan la lista de requisitos de esta nueva generación de vehículos. En su lugar, el interior se convierte en la base del diseño y la tecnología. Y esto significa que el auto se transforma en la esfera de la vida y la experiencia de los pasajeros en la carretera.


El proceso de diseño también es diferente. Al principio la atención se centra en el interior, y a partir de aquí se diseñan el conjunto, las líneas exteriores y las proporciones del vehículo, que, junto con las especificaciones tecnológicas, convierten al automóvil en una obra de arte.



Superficie, forma, función: el interior

Las puertas traseras del Audi urbansphere concept se articulan en sentido contrario a las delanteras, y la ausencia de pilar B abre toda la extensión del interior a los pasajeros. Asientos que giran hacia fuera y una alfombra roja de luz proyectada en el suelo junto al vehículo transforman el simple acto de entrar en el auto en una experiencia de confort.


Los cuatro asientos individuales en dos filas ofrecen a los pasajeros un lujoso confort de primera clase. En particular, los asientos de las plazas traseras tienen unas generosas dimensiones y permiten una amplia gama de opciones de ajuste.


Los asientos también tienen en cuenta las cambiantes necesidades sociales de los pasajeros de muchas maneras. Por ejemplo, se pueden girar y enfrentarse para facilitar una conversación. Por otra parte, los que deseen mayor privacidad pueden ocultar la zona de la cabeza del pasajero que viaja al lado mediante una pantalla instalada detrás del reposacabezas. Además, cada asiento cuenta con su propia zona de sonido, con altavoces instalados en la zona del reposacabezas. También hay pantallas individuales integradas en los respaldos de los asientos delanteros.


Por otro lado, para el uso compartido del sistema de infotainment una pantalla OLED transparente de gran formato surge verticalmente desde el techo hasta la zona entre las filas de asientos. Con esta “pantalla de cine”, que ocupa toda la anchura del interior del vehículo, los dos pasajeros traseros pueden ver una película o participar juntos en una videoconferencia; incluso es posible utilizar la función de pantalla dividida. Cuando no está en uso ofrece una visión clara hacia la parte delantera gracias a su diseño transparente; del mismo modo, cuando se cierra hacia arriba, también permite ver el cielo a través del techo de cristal.


Las bancas y el respaldo de los asientos, que cuentan con cinturones de seguridad integrados, están visualmente separados. Entre los asientos traseros, que normalmente se bloquean en una posición baja, hay una consola central que gira hacia arriba y que contiene vasos y un dispensador de agua; otra muestra de las credenciales de primera clase del concept car.


El Audi urbansphere también es una zona de bienestar, gracias a las innovadoras opciones digitales que surgen en gran medida como resultado del proceso de “co-creación” con los clientes chinos. Un buen ejemplo es el sistema de reconocimiento de estrés. Este programa adaptativo utiliza escáneres faciales y análisis de voz para determinar cómo se sienten los pasajeros, y ofrece formas individuales de relajación; por ejemplo, con una aplicación de meditación que se puede utilizar a través de la pantalla personal y la zona de sonido privada en los reposacabezas.



Menos, es más: pantallas y controles

La sencillez se convierte en un principio de diseño en el Audi urbansphere. Ni los gráficos de la instrumentación ni las pantallas de los conceptos de visualización virtual son visibles antes de activar las funciones de conducción. En su lugar, los pasajeros se encuentran con zonas revestidas con materiales de la más alta calidad, claramente estructuradas.


Tonos suaves de beige y gris estructuran el interior de forma horizontal. Un verde oscuro atenuado para las carcasas de los asientos resulta tranquilizador para la vista. Las zonas de color del interior se aclaran de arriba hacia abajo y, junto con la incidencia de la luz natural, crean un interior amplio y homogéneo.


Otra sorpresa es que, cuando el vehículo cobra vida con solo tocarlo, aparezcan pantallas bajo el parabrisas en forma de proyecciones en las superficies de madera distribuidas por todo el ancho del interior o segmentadas para el conductor y el pasajero, en función de si se conduce de forma manual o está activada la conducción autónoma de nivel 4. Toda la información necesaria durante el viaje se muestra en alta resolución.


Situado en el revestimiento interior de la puerta se encuentra un elemento de control innovador: el MMI touchless response. Si el conductor o los pasajeros están sentados en posición erguida y muy adelantados en sus respectivas plazas, pueden utilizarlo para seleccionar de forma háptica varios menús de funciones mediante un mando giratorio y distintos botones, y hacer clic en los diferentes niveles; una operación sencilla e intuitiva. Si, por el contrario, el respaldo del asiento está reclinado, los pasajeros no tienen que prescindir de esta cómoda función, ya que en esta situación pueden recurrir a una combinación de un sistema de seguimiento ocular con control gestual. Cuando hay que activar la unidad de control, un sensor dirigido al ojo detecta la línea de visión y el pasajero solo tiene que hacer movimientos análogos con la mano -sin necesidad de inclinarse hacia delante- similares a los del funcionamiento háptico, por lo que pueden utilizar igualmente el sistema sin necesidad de tocar nada o incorporarse.


Los paneles de control están integrados en los reposabrazos de las puertas. De este modo el auto ofrece siempre a los pasajeros superficies táctiles invisibles que utilizan un indicador óptico para mostrar su posición. Al mismo tiempo, en los reposabrazos de ambas puertas traseras hay unas gafas de realidad virtual que se pueden utilizar junto con las opciones de infotainment, por ejemplo, para el sistema holoride.



La sostenibilidad como principio

Muchos de los materiales utilizados en el interior del Audi urbansphere concept, como el chapado de madera de carpe, proceden de fuentes sostenibles. En el caso del carpe, permite utilizar madera que se ha cultivado localmente y aprovechar todo el tronco; los productores no utilizan ningún producto químico durante la manufactura.


Los cojines de los asientos son de ECONYL®, una poliamida reciclada. Este material puede volver a reciclarse después de ser utilizado en el automóvil, sin pérdida de calidad. Para los reposabrazos y en la parte trasera del vehículo se utiliza tejido de viscosa de bambú. El bambú crece más rápido que la madera, retiene mucho más dióxido de carbono y durante su cultivo no es necesario utilizar herbicidas ni pesticidas.


El diseño exterior: concepto de espacio para la clase de lujo

Con su grandioso aspecto, el primer encuentro con el Audi urbansphere concept causa impresión. Una longitud de 5.5 metros, una altura de 1.78 metros y sus más de 2 metros de anchura son, sin duda, unas dimensiones lo suficientemente representativas como para entrar en la élite.


La fluida silueta de la carrocería presenta formas y elementos clásicos de Audi, que se combinan para crear una nueva composición. Buen ejemplo de ello es el característico Singleframe con los ojos digitales de los grupos ópticos laterales. En la vista lateral destaca el arco del techo ampliamente curvado y dinámico, y un gran estribo que revela la posición de la batería. Los enormes rines de 24 pulgadas hacen referencia a un icono de los años 90: el Audi Avus. Su diseño de seis radios dobles transmite al mismo tiempo sensación de ligereza y estabilidad, recordando los rines utilizados en competición y la tradición de la Bauhaus en el diseño de la marca. La forma de cuña implícita de la carrocería del vehículo se ve acentuada por el gran parabrisas plano. En la parte delantera y en la trasera hay grandes superficies luminosas digitales que caracterizan el diseño y, al mismo tiempo, sirven de elementos de comunicación.


Tecnología visible: el sistema de iluminación

La parte frontal presenta una innovadora interpretación de la parrilla Singleframe con forma de gran octógono que define el diseño del vehículo. Aunque la parrilla ha perdido su función original de entrada de aire de refrigeración para el motor, sigue siendo prominente y una firma inconfundible de la marca. La superficie luminosa digital se encuentra detrás de una visera transparente ligeramente tintada que cubre una amplia zona del frente. La propia estructura luminosa tridimensional se organiza en tres áreas de píxeles condensados de forma dinámica. Los bordes superior e inferior del Singleframe siguen siendo de aluminio, y las conexiones verticales están formadas por LEDs como parte de la superficie luminosa.


Toda la superficie del Singleframe se convierte en un escenario o lienzo conocido como “Audi Light Canvas” que se puede utilizar para la comunicación, con efectos luminosos dinámicos que tienen una clara función de señalización a otros usuarios de la carretera para mejorar la seguridad vial. Las luces de cruce y de carretera se implementan mediante segmentos luminosos en las secciones exteriores del Singleframe. En la parte trasera se encuentra una superficie matrix LED que ofrece un funcionamiento similar.


Las unidades de iluminación situadas a la derecha y a la izquierda del Singleframe se muestran estrechas, como si fuesen ojos enfocando. Estas unidades de iluminación digital, conocidas como Audi Eyes, se hacen eco del logotipo de la marca de los cuatro aros, ampliando y aislando la intersección de dos aros para formar una pupila: una nueva e inconfundible firma luminosa digital.


Las superficies iluminadas -y, por tanto, la expresión de los “ojos”- se pueden adaptar a la situación del tráfico, al entorno o incluso al estado de ánimo de los pasajeros. Como luz diurna, la “mirada” puede ser enfocada o abierta; y el iris, estrecho o ancho. Una ceja creada digitalmente también funciona como un intermitente dinámico cuando es necesario. Gracias a su extraordinaria visibilidad, constituyen una declaración inconfundible en aras de la máxima seguridad.


Un homenaje especial a China, el país anfitrión del estreno, es un accesorio luminoso que los pasajeros pueden llevar consigo cuando abandonan su Audi urbansphere: el Audi Light Umbrella, un paraguas luminiscente. Inspirado en los tradicionales paraguas chinos, actúa como protector y fuente de luz multifuncional: la parte interior está hecha de material reflectante, por lo que toda la superficie ejerce como una unidad de iluminación sin producir deslumbramiento. El Audi Light Umbrella no sólo proporciona a los usuarios una mejor visión de su camino, sino que también les hace más visibles: mediante inteligencia artificial y una sofisticada tecnología de sensores, al cruzar una calle o en situaciones de peligro, activa un parpadeo rítmico del cono luminoso. Y también sitúa a su portador en la mejor luz posible en el sentido literal, ya que ilumina uniformemente su rostro.


Sistema de propulsión y carga

La plataforma tecnológica del Audi urbansphere, denominada Plataforma Eléctrica Premium (PPE), ha sido concebida exclusivamente para sistemas de propulsión eléctrica con batería y, por tanto, aprovecha al máximo todas las ventajas de esta tecnología. El elemento clave es un módulo de baterías situado entre los ejes que, al igual que en el Audi grandsphere, alcanza una capacidad de 120 kWh. Al utilizar toda la base del vehículo, la batería puede ubicarse en posición plana. Junto con los grandes rines de 24 pulgadas, esto permite proporciones básicas que son perfectas no sólo desde el punto de vista del diseño. Las principales ventajas son un interior con una gran amplitud y, por tanto, con mucho espacio para las piernas en ambas filas de asientos. Además, la ausencia de caja de cambios y de túnel central aumenta el confort espacial en los autos eléctricos.


Los dos motores eléctricos del Audi urbansphere concept ofrecen una potencia total de sistema de 295 kW y un par motor de 690 Nm. Son unos valores impresionantes. El Audi urbansphere no prescinde de la tracción quattro, una característica esencial en los modelos de altas prestaciones de la marca.


El concept car dispone de un motor eléctrico en el eje delantero y otro en el trasero que, mediante una coordinación electrónica, implementan la tracción a las cuatro ruedas en función de las necesidades y, especialmente, con vistas a la eficiencia y la autonomía. Una característica innovadora es que el motor del eje delantero se puede desactivar para reducir la fricción y, por tanto, el consumo de energía cuando el auto avanza por inercia.


Carga rápida, gran autonomía

El corazón del sistema de propulsión es la tecnología de carga de 800 voltios. Garantiza que la batería se pueda cargar con hasta 270 kW en estaciones de carga rápida en muy poco tiempo. De este modo, los tiempos de carga se aproximan a los de una parada para repostar un auto con motor de combustión, ya que bastan diez minutos para cargar la batería hasta un nivel suficiente para recorrer más de 300 kilómetros. Además, la batería, con una capacidad de más de 120 kWh, puede cargarse del 5 al 80% en menos de 25 minutos. Esto se traduce en una autonomía estimada según el ciclo WLTP de hasta 750 kilómetros; e incluso cuando se utiliza en ciudad y en trayectos cortos, situaciones que requieren más energía, generalmente es posible evitar paradas inesperadas para cargar.


Suspensión neumática para un máximo confort

La suspensión delantera cuenta con una configuración de cinco brazos, especialmente optimizada para los vehículos eléctricos. En la parte trasera se recurre a un eje multibrazo que, al igual que en el tren delantero, está fabricado en aluminio. A pesar de la gran distancia entre ejes de 3.40 metros, las ruedas traseras direccionales proporcionan una excelente capacidad de maniobra. El Audi urbansphere concept, al igual que el grandsphere, cuenta con la suspensión neumática adaptativa de Audi, un sistema de cámara única con control semi-activo de la amortiguación. Ofrece un confort superlativo no solo en autopista, sino también a la hora de circular por el asfalto irregular de las ciudades, sin que se noten los movimientos de la carrocería.


#Audi #Audiurbansphereconcept

9 visualizaciones0 comentarios
MB_NEGOCIO TRANSPORTE_BOX BANNER_300X250px.jpg
Banner.jpg
BANNER-OCTUBRE.jpg